Fundación Derek Manaure lleva basket y cultura a los barrios caraqueños

VENEZUELACOOL.COM.VE - Incentivar a los niños y jóvenes venezolanos a la práctica del deporte, la cultura y la música son los principales objetivos de la Fundación Derek Manaure, creada en marzo de 2017 por el basquetbolista Juan Manaure.

Esta fundación nace en honor del hijo del otrora jugador del baloncesto criollo, Derek Manaure, cuya vida fue arrebatada el año pasado. Los deseos del adolescente quedaron intactos y se cristalizan hoy con la labor que hace la organización, a través de clínicas deportivas en las que promueven valores de convivencia en las zonas populares de Caracas.

"Es como si (Dereck) estuviese allí; disfrutando y jugando. A veces quisiera que no se acabaran las actividades nunca, pero me hace sentir feliz ver una sonrisa en cada niño", expresó Manaure en entrevista exclusiva con AVN.

Ejercicios de calentamiento, defensa, ofensiva, tiro y doble paso forman parte del repertorio que se realiza cada fin de semana en las clínicas deportivas, que además cuentan con presentaciones de artistas del género urbano como Miguelito, el repiquete de los tambores del Grupo Martín Mata y la melodía salsera de John V.

"He hecho muchas cosas en mi vida y no quiero que me vean como un ídolo sino como un ejemplo de que todos podemos lograr lo que nos proponemos en la vida", añadió.

Manaure, quien en su momento llegó a jugar un uno a uno con el astro mundial de la NBA, Michael Jordan, asegura encontró en la Fundación Dereck Manaure la vía para escapar del odio y ofrecer alegría y esperanza a los niños de los barrios.

Apoyo a las promesas

En esta fundación también participan atletas que son promesas del baloncesto, como Theiberlin Villegas, de 13 años, que además contribuye con la fundación.

"Todo se puede lograr con esfuerzo", es el mensaje que lleva Villegas a los niños que les enseña a driblar y otras técnicas esenciales del baloncesto.

Uno de los jóvenes que participó en la más reciente clínica deportiva celebrada en la cancha Festival 67 de Coche, en Caracas, fue el adolescente Samuel Aponte (14), quien juega en la Escuela de Baloncesto José Antonio Rodríguez (JAR).

"Para mi el basket es un arte hermoso y es muy significativo que la fundación tome en cuenta a nuestra escuela; y ver a una figura del deporte nacional como Juan Manaure compartiendo con nosotros, nos incentiva a querer seguir luchando para llegar a la selección nacional de baloncesto", dijo.

Para los representantes de los niños atendidos en las actividades, también es gratificante que sus hijos sean tomados en cuenta en esta labor.

"Como representante de un futuro deportista agradezco que la fundación de Manaure se preocupe por el futuro de la patria que son estos jóvenes y niños", refirió Michell Salazar, madre de un semillita de la Escuela Mundo Deportivo.

Manaure, oriundo de San Agustín del Sur, instó a los jóvenes a luchar con esmero por sus sueños. "Yo vengo de un barrio llamado San Agustín del Sur, donde iba a la calle y vendía arepas y eso no me quitaba mis sueños. Quiero decir con esto que todo es posible, lucha por tus sueños y siempre con Dios por delante", añadió, al tiempo que hizo un llamado a apoyar la iniciativa. 

"Cada vez que hacemos un llamado de ayuda a la fundación no es por ayuda económica sino, de material deportivo. Las personas que deseen contactar a la Fundación para aportar pueden hacerlo a través de la red social @fundacionderekmanaure en Instagram", dijo.
Sitio desarrollado por el Lcdo. Ángel Salcedo. Con la tecnología de Blogger.